Inicio > Fútbol Mundial > ¿Por qué los futbolistas británicos no salen de las islas?

¿Por qué los futbolistas británicos no salen de las islas?

Artículo escrito por Paul Gardner, columnista de Soccer America y World Soccer

La clasificaría como una de las mayores paradojas del fútbol mundial – pero es muy obvia, con una respuesta todavía más obvia, así que…

Pregunta: ¿Por qué hay tan pocos jugadores británicos en clubes extranjeros?

Respuesta: Porque los jugadores británicos no son lo suficientemente buenos

Probablemente esa sea la respuesta correcta, aunque sería muy difícil de probar. El dinero complica encontrar una explicación clara a este tema: si los jugadores ingleses reciben magníficos salarios quedándose en su país y jugando en la Premier League, ¿por qué iban siquiera a pensar en salir de la isla?

Pero tal vez no tenga nada que ver con el nivel de los jugadores, aunque uno se lo pregunta. Los jugadores británicos nunca han sido muy demandados. En los años 60, cuando los salarios en Inglaterra eran ridículamente bajos en comparación con Italia o España, no hubo una inmigración en masa de jugadores a esos países. Los italianos llegaron con buenas ofertas y se llevaron a algunas estrellas, como Denis Law y Jimmy Graves, que regresaron a la isla tras sólo una temporada. Sólo dos jugadores triunfaron en Italia: el galés John Charles, que marcó 93 goles en cinco temporadas para la Juventus y el inglés Gerry Hitchens, que marcó 123 goles en nueve temporadas, jugando en el Inter, Torino, Atalanta y Cagliari.

A parte de eso, los registros de los jugadores británicos en climas extranjeros están marcados por la brevedad y la mediocridad. Se dice, sin explicación, que no se adaptan bien. Lo que sugiere otra pregunta: ¿Es el fútbol británico diferente del que se juega en otros países? Después de todo, hay cientos de brasileños, argentinos y africanos, en el resto del mundo, y muchos franceses, alemanes, españoles. Pero apenas británicos. ¿Cuál es el problema?

Esta pregunta me estuvo rondando la cabeza este pasado fin de semana cuando la liga española comenzó y pude comparar algún partido con los de la Premier League. Los partidos españoles (Racing 0-3 Barcelona y Mallorca 0-0 Real Madrid) me parecieron los más destacados, con un fútbol más elaborado, inteligente y atractivo. El partido del Real Madrid además fue uno de esos raros empates sin goles con multitude de ocasiones de gol para ambos equipos.

Los partidos de la liga inglesa (Blackburn 1-2 Arsenal y Aston Villa 1-0 Everton) fueron claramente diferentes. Pero definir esa diferencia no es fácil. Evidentemente no es un problema de entretenimiento (el partido del Arsenal tuvo mucho). Creo que estos encuentros fueron mucho más físicos, no necesariamente sucios o trabados, pero sí con la impresión de ver a los jugadores al límite de sus fuerzas físicas, ya sea corriendo, saltando o chocando. Si esa impresión es correcta, entonces creo que encontré más sutileza en el juego español, especialmente en la cómoda victoria del FC Barcelona.

Pero viendo ese partido no pude evitar pensar (todavía asociándolo al contexto de las peculiaridades del estilo británico) en Javier Mascherano. Un mediocentro argentino que ha jugado en el Liverpool durante tres temporadas, ¿por qué lo quiere ahora el Barcelona? No parece el típico jugador de los azulgranas. ¿Cuándo han necesitado un pitbull en el centro del campo? Veo a Mascherano mucho más adecuado para el estilo inglés, con lo que será toda una revelación ver si se transforma con la camiseta del Barcelona. Si Mascherano fuera un jugador puramente británico, seguramente no se adaptaría, pero su pedigree argentino marcará la diferencia.

Sin embargo, el pedigree inglés es muy diferente, basado en un conjunto de atributos, relacionados de forma positiva con el compromiso, el sacrificio, las entradas duras y el juego directo, donde no hay mucho espacio para el arte y la sutileza. Y es la falta de estas cualidades futbolísticas lo que  hace distinto e inflexible al fútbol de las islas. Los jugadores ingleses no se adaptan bien al fútbol del resto de Europa porque sus fundamentos no se lo permiten. La necesidad de aumentar el nivel de sus habilidades para encontrar un estilo más sofisticado, algo más complicado que reducir su típica intensidad británica, hace que su adaptación sea mucho más compleja.

Por otro lado, también es cierto que muchos jugadores foráneos tienen problemas para adaptarse al juego inglés. Los ejemplos más notables son los brasileños, que encuentran (o eso nos dicen) el fútbol inglés demasiado Tosco, o muy rápido, o no les gusta el clima. O tal vez sea la comida. Es extraño cuando muchos futbolistas brasileños han triunfado en Alemania, por no decir en el resto de países europeos. Otro ejemplo más de que Inglaterra es la excepción.

Quizás el aspect más sorprendente de esta “diferencia británica” es que puede que no exista. En la Premier League la mitad de los jugadores y uno de cuatro entrenadores son foráneos. Pero la Premier League es diferente, y algo en la atmósfera del fútbol inglés la hace fundamentalmente diferente.

Artículo escrito por Paul Gardner, columnista de Soccer America y World Soccer

  1. Iván
    10 agosto, 2013 a las 10:41 PM

    No es que No haya jugadores buenos en Inglaterra, sino que la Premier League es la mejor liga del mundo, y para los jugadores, qué necesidad hay de buscar la competencia en otro lado?

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: